UNA GRAN AMIGA

Qué contenta estoy
porque al fin tengo
una amiga igual que yo
de alta
que sabe, sin dudarlo,
qué mesa con sillas
donde no cuelgan los pies
es la mejor en la cafetería
para un café
--cortito, por supuesto--
con charla a nuestra altura:
la situación actual del teatro,
la paz mundial, la ética kantiana,
las colas inhumanas
del Primark
y de las otras...
Mi amiga y yo no podemos
cambiarnos los zapatos,
ni los novios, 
ni los sujetadores,
pero podemos pasar la tarde
intercambiando versos
y temas importantes:
nos constelamos en plan
de estar por casa --sin dramas--,
hablamos de su gata
y del hombre de la larga
cabellera que no puedo
sacar de mi cabeza.
Y hablamos de la muerte
como si fuera un juego
porque las mujeres
que no alcanzamos
las estrellas ni los vasos
con las manos
ni en puntillas
no tenemos miedo a casi nada...
Bueno... solo a aquello
que es más pequeño
que nosotras.
En fin, que mi amiga da
la Paz en la palabra y alumbra
porque es Luz y abre caminos
y me habla muy cerquita
y la creo ciegamente
porque no es mi amiga.
Mi amiga es un milagro.
        

No hay comentarios :

COPYRIGHT

Aviso a todo el mundo, que los poemas aquí vertidos tienen sus derechos de autor y que podréis copiarlos, reproducirlos, plagiarlos, compartirlos... siempre con mi permiso. Si queréis cualquier cosa escribidme a este correo

Gracias por leerme.

VISITAS